¡Allá vamos!

Una película melosa

Y de feminista: nada

Publicado: 2017-06-02

Cuando me dijeron que estaba considerada como una película reivindicativa del rol femenino en el mundo de los super héroes me animé. Cuando vi que le dieron muy buenas puntuaciones en los sitios de votos de películas me animé aún más a verla. Así que fui al estreno con muchas expectativas, tal vez demasiadas, para una película que, finalmente, me parece mediocre en general pero con algunos aciertos que hacen que sea de lo mejor de DC en lo que va de esta tanda de películas. El problema es que DC ha dejado una valla muy baja para ellos mismos. Superar Batman vs Superman no es tan complejo. Ser mucho mejor que Suicide Squad era casi obligado y, llegar a la trilogía de Nolan simplemente imposible. Así, Wonder Woman se sitúa como la mejor entre las malas llegando por ello a pasar como buena película en comparación.  

Lamentablemente de feminista la película no tiene nada. Salvo que sea un mal concepto del feminismo. O tal vez yo esté equivocado. Pero lo cierto es que, desde la mitología de la película, hay un sospechoso olor a encasillar al personaje en el rol de la mujer de siempre, solamente que se le permite golpear a todos. Veamos: Según esta mitología, Diana es una princesa, hija de la reina de una isla de mujeres. Estas mujeres fueron creadas al servicio de los hombres, para calmarlos y no se peleen. Ya esto me pareció raro de parte de un dios. Es decir, los hombres se pelean entonces les damos mujeres como bienes para que dejen de pelear. Realmente ese dios no tiene idea de cómo funciona su propia creación. A partir de ese punto la cosa se pone rara. Resulta de la lucha de los dioses se crean a la amazonas para matar al dios de la guerra: Ares. Estas amazonas lideran la rebelión de las mujeres para liberarse del yugo de los hombres y una vez liberadas... se van todas a vivir a la isla mágica y oculta del mundo, para ser protegidas. Viven ahí, aisladas y seguras, ocultas del hombre preparándose para cuando las ataquen.

Por otro lado, Diana, cada cinco minutos es alabada por su belleza. Comprendo que la chica pueda ser bella pero no sé si es tan bella como para dejar a todos mudos, admirándola, por donde pasa y a donde entra o si es que ese sea el tema sobre el que gira la trama o si siquiera es importante para el desarrollo del personaje que haga un desfile de ropas que la hacen ver bella y que todos digan que es bella y que le hagan primeros planos constantes con efectos de embellecimiento como brillos, luces, escarcha, ya sabemos que es bella ¿lo tienen que reforzar cada diez minutos? Yo vine a ver a la Mujer Maravilla no a Miss Universo. Los personajes más reaccionan a su belleza que los asombra que a que salte cuatro pisos y tumbe un campanario. Eso es "normal", pero su belleza es paralizante.

Rematamos esto con una tremendamente melosa relación entre la heroína y su coprotagonista, que ha pasado de ser, en la historia original, un piloto de la fuerza aérea a ser un espía para darle esa ambigüedad del antihéroe tan postmoderna. Así, inexplicablemente, pasan de una especie de amor a primera vista a decirse "te amo" en tiempo récord. ¿La explicación? Es bella, es bello, tienen que ser el príncipe y la princesa del baile. Obviamente solamente tenemos dos horas para lograr que se enamoren, se amen y ella sufra porque, evidentemente y siendo una película que ocurre durante la primera guerra mundial, todos sabemos que Steve Trevor no va a ser en el futuro un Avenger ¿verdad? Su final es evidente.

Otro de los puntos que me parecieron realmente tristes fue el halo virginal que le dan al personaje. Sabe todo en teoría pero se muere por ponerlo en práctica. Constantemente machacan que ella es inocente y virgen, una adolescente curiosa por descubrir, como si tuviera trece años (cosa que se ve tremendamente ridícula a la edad del personaje). Entonces entra al baño y el sensual espía le muestra todo. Ella lo admira, juntos concluyen que está bien dotado, hacen un par de chistes malos al respecto y se van juntos a salvar el mundo, no dejando claro detrás de qué va ella, y eso es intencional ¿Es entonces Diana una heroína que quiere salvar el mundo o es una virgen que va detrás del bribón bien dotado a vivir la adultez, saliendo de la infantil isla de las vírgenes? No queda claro porque todo el resto de la película se la pasa mirando a su compañero con cara de querer ser embarazada pero sin saber cómo y él con cara de quererla tomar en ese momento pero sin transgredir. Ah bueno, entonces tienen que tener, en medio de la guerra, una cita mágica, sino el desvirgamiento no será aceptado. En ese punto la película se acerca a una película de Disney "live action". Si bien no creo que la feminidad se contraponga a una mujer feminista, sí creo que cuando se le suben los contrastes a la feminidad se termina por convertir al personaje en una princesa bien clásica, estilo Disney, pero que reparte patadas.

La cereza de la torta es como, al final, libera todo su poder: el amor por un hombre. No los valores, no la humanidad, no la justicia, no, saca fuerza de la frustración de ver a su hombre irse. Entonces explota y se revela con todo su poder. Puntos menos por Ares, uno de los peores villanos que he visto hasta hoy, capaz de hacer una clase de filosofía sobre el bien y el mal (larguísima clase además) mientras pelea de formas totalmente absurdas. Ya que le lance rayos a la hija de Zeus es una de las mayores estupideces que he visto hacer a villano alguno, casi al nivel de "ahora presionaré este botón y blablabla".

Sin embargo la película tiene aciertos y es entretenida en su mayor parte, pero también tiene partes muy aburridas y lentas que tiene que ver con el romance meloso e innecesario, sobre todo en esta época donde ya todos sabemos que meterse a la cama con alguien que nos parece bello no tiene nada que ver con el amor clásico que es lo que esta película trata de contar finalmente.


Escrito por

daso (Daniel Subauste)

Mulero convertido


Publicado en

Rincón del Insomnio

Un pequeño rincón donde se escriben ideas trasnochadas de noches sin poder dormir.