dialoga en Lima y en Loreto

Mucho cuidado con el Dota2

Hora de que se ponga un marco legal

Publicado: 2017-02-17


Para los que pasamos los cuarenta, los juegos de video se quedaron en eso: juegos. Posiblemente hoy en día, por nostalgia, de cuando en vez juguemos alguno de los llamados “casual games”, tratando de recordar lo hermoso de Arcanoid, Karateka e incluso el Street Fighter II.

Lo cierto es que los juegos de video hace mucho que dejaron de ser juegos, para pasar a ser los llamados e-sports. Estos nuevos deportes electrónicos son una tremenda industria que mueve miles de millones de dólares. Entre los juegos más conocidos están League of Legends, Fifa, Tekken y, por supuesto la estrella: Dota2.

Dota2 es un juego de equipo donde los jugadores se enfrentan a otro equipo y gana el que rompe la base del otro. Al igual que el fútbol se puede jugar a un nivel amateur (como la pichanguita del barrio), a nivel semi profesional (como el interdistrital), a nivel semiprofesional (una especie de segunda división) y a nivel profesional (y dentro de este nivel otros niveles). Resulta que el Perú ha comenzado a destacar y, podría decirse sin lugar a equivocarse, que es el país más importante de la región, seguido por Brasil, Chile y Argentina.

Hasta aquí todo parece sonar bien pero el problema es que, con la mejora del país dentro de la escena competitiva mundial, los premios se han vuelto mucho mayores y pasamos de hablar de premios de cien dólares a premios de hasta millones de dólares. Veamos un ejemplo:

Fuente Wikipedia

Así es, un equipo de cinco jóvenes se llevó seis millones y medio de dólares. La mayoría de ellos no llega ni a los 25 años. 

Personalmente he seguido el desarrollo del Dota2 peruano desde hace muchos años. Me emocioné mucho cuando equipos peruanos como NotToday, Infamous, entre otros, luchaban en las clasificatorias con reales posibilidades de avanzar. Cada año parecíamos más cerca hasta que el equipo peruano Elite Wolves cometió una estafa en las apuestas y los jugadores (los mejores de Perú en ese momento) fueron expulsados por Valve (el equivalente de FIFA) de por vida.

Viendo un poco más a profundidad la escena del Dota2 en Perú, este tiene varios peligros para los jóvenes jugadores que más o menos comienzan a los catorce o quince años:

-Muchos de ellos se ilusionan con la posibilidad de ser jugadores profesionales.

-Los premios son de millones de dólares y ya no es imposible que un equipo peruano gane.

-No hay un marco legal claro.

-Se están reclutando menores con la promesa de hacer equipos y se les suele estafar.

-No hay una entidad que rija el marco legal y a los jugadores. 

Lamentablemente la escena competitiva peruana de Dota se ha llenado de personas que se aprovechan de la posibilidad de ganar dinero con la ilusión de estos jóvenes. Cuando era un tema de nivel amateur podía pasar, tal vez, como una travesura. El problema es que el campo ha crecido y ya, incluso, hay empresas invirtiendo dinero en equipos.

Fuente web RPP Noticias

Fuente web Diario Gestión


El problema es que, con la informalidad y sin un ente regulador se dan casos como estos:

Fuente Masgamers.com

Y constante necesidad de hacer descargos como este:

Tal vez el que un equipo se disuelva horas antes de una competencia y que fueran desclasificados podría no llamar mucho la atención, hasta que los jugadores hablan de haber sido engañados y de no tener contratos formales.

 Evidentemente hay dos puntos de vista porque el equipo habla de haber pagado puntualmente mientras que otros dicen que eso no ha sido así. Lo que es real es que hay una serie de elementos que nos llevan a pensar que hay un ambiente de total informalidad:  

-¿Cómo es que estas personas reciben pagos mensuales sin contrato? ¿Se emiten recibos que prueben los pagos? ¿Se pagan impuestos? ¿Hay una planilla formal? 

-¿Bajo qué normas se están estableciendo estos “equipos” de Dota2?

-¿Hay un marco legal?

-¿Cómo se contratan menores de edad? ¿Hay un marco legal para ello?

Se va a jugar un campeonato pronto en el Perú: Final Match con un pozo de premios de US$50,000. 

Como podemos ver, la escena local está creciendo y eso es muy bueno, pero habría que ver el estado legal de los jugadores (sobre todos los menores de edad). Esto porque en el fútbol existe todo un marco legal con los jugadores y con los menores mientras que en el Dota2 no existe y todo parece ser bajo la ley del “más vivo” y donde se están escuchando constantemente acusaciones de estafa sobre los managers y contra acusaciones de informalidad hacia los jugadores. Debería la autoridad competente comenzar a ponerle un ojo a este campo que está creciendo de manera silvestre, antes de que sea demasiado tarde.


Escrito por

daso (Daniel Subauste)

Mulero convertido


Publicado en

Rincón del Insomnio

Un pequeño rincón donde se escriben ideas trasnochadas de noches sin poder dormir.