se siente orgullosa!

La Píldora del Día Siguiente

La gran posibilidad del fracaso

"La gente piensa que la educación debe ser algo que tiene un final"

Isaac Asimov

Publicado: 2016-08-23

Cada vez que veo una medida que causa controversia en el Perú termino concluyendo que el problema real, una vez más, es otro y no el problema que creemos que es.

Voy a tomar un ejemplo simple: El programa del lector en bus. Hay buses y entonces, para estimular la lectura, pusimos libros gratuitos ¿El resultado? Libros rotos, robados, dañados y pocos leídos. Casi como si hubiéramos puesto una canasta de libros en una jaula de chimpancés esperando que como resultado aprendieran a leer.

Cuando en el Perú queremos una mejora suele pasar que no saltamos la parte más complicada y queremos ir a solucionarlos de la manera más simple. De la misma manera que un padre que se la pasa todo el día en la oficina y no tiene tiempo de educar a su hijo, lo que hacemos es comprarle el juguete caro, pero sin acompañarlo. Así, si mi hijo quiere jugar fútbol le compro la pelota Adidas de última generación y los zapatos para fútbol Adidas más caros que pueda encontrar, pero soy incapaz de llevarlo al parque a que patee una pelota o al estadio a que vea a los jugadores. Evidentemente las posibilidades de ese niño de convertirse en un futbolista como quiere son bastante escasas.

En el caso de la “píldora del día siguiente” está pasando lo mismo. La píldora se quiere repartir gratis y muchas personas se oponen a ello, centrando la discusión en un punto que no es el relevante ¿Cuál es el punto común entre los libros mordidos por monos, la pelota cara que no convertirá al niño en futbolista y la píldora repartida gratuitamente? Pues que todas esas medidas se saltan la parte más importante: educación.

Si el reparto de la píldora del día siguiente no va a acompañado de una campaña de educación muy fuerte será una medida contraproducente. Si bien es bueno que todos tengan acceso a los métodos anticonceptivos y a los de emergencia es más importante que sepan cómo usarlos. Desde nuestra hegemónica Lima nos parecerá increíble, pero resulta que hay jóvenes que no saber cómo y ni siquiera para qué se usa un preservativo. Menos idea tienen de la diferencia entre un método profiláctico y un método meramente anticonceptivo ¿Se imaginan lo que van a creer sobre la pastilla del día siguiente?

Cuando los opositores ponen la voz en el cielo de que se va a estimular el sexo libertino puede ser exagerado, pero no dejan de tener parcialmente razón. Muchos jóvenes van a creer que cada vez que se equivoquen pueden recurrir a ese método. Eso se va a dar hasta que una chica sufra un daño irreversible por el uso excesivo y entonces vamos a comenzar a aplicar el método retrógrada de suspender su entrega.

Me gustaría decir que serán los Centros de Salud los encargados de velar por el no abuso del consumo, pero todos conocemos cómo funcionan los Centros de Salud en este país y, a pesar de las buenas intenciones, lo más normal es que no sepan ni dónde está el algodón o si es que tienen algodón. Ya se imaginan cómo están las historias médicas y los controles de seguridad.

Es muy importante que esta medida vaya acompañada de una muy agresiva campaña educativa porque de otro modo solamente será un grupo de chimpancés mordiendo un libro mientras nosotros esperamos a que entiendan Hamlet.


Escrito por

daso (Daniel Subauste)

Mulero convertido


Publicado en

Rincón del Insomnio

Un pequeño rincón donde se escriben ideas trasnochadas de noches sin poder dormir.