dialoga en Lima y en Loreto

Reflexiones sobre Candy Candy o La Zorra eres tú

De cómo las mujeres pueden ser las principales machistas.

Publicado: 2014-05-06

Recuerdo claramente cuando niño cómo me gustaba Candy. Una niña alegre que trepaba árboles, hacía travesuras y lloraba por amor cuando era menester. Ojos bellos y pelo rubio su efecto era tan impactante como lo era Terry para las mujeres. 

Aquella fue la primera referencia sobre los hombres y las mujeres que tuve. Con dolor descubriría años más tarde que todas morían por Terry y que a nadie le gustaba Anthony. Por supuesto, para ese entonces, yo ya era un idiota que regalaba rosas, pero esa es otra historia. 

Para mi Terry era un maldito que hasta cacheteó a Candy alguna vez. ¡Anthony jamás la hubiera tocado! pero claro... todas amaban a Terry e incluso alguna quería ser cacheteada por él. Asumo que ahora sería un deseo vergonzosamente oculto por todo el tema del maltrato femenino. Sin embargo podría jurar que la escena donde todas tatúan para siempre a Terry en su corazón es aquella bajo la lluvia donde ellos pelean y el la cachetea y la besa. Todas suspiraban y yo no entendía nada. El otro idiota se había pasado la vida cultivando rosas y le había regalado una a la que había llamado "Dulce Candy". ¿Qué carajo les pasaba a las chicas?.

Luego comencé a escuchar de ellas que Candy era una perra ( con lo sinónimos adecuados de puta, zorra, ligerita, resbalosa) porque se había enamorado de dos (DOS) hombres al mismo tiempo y se había quedado finalmente con un tercero. Así, mi corazón se fue rompiendo ante las frases contundentes de estas chicas, amigas de mi infancia, y me desenamoré de Candy. Ella era una zorra absoluta y de una zorra uno no se puede enamorar. 

Han pasado décadas de aquella vez que decidí dejar a Candy y he venido a decirle a todas esas chicas dos cosas.

La primera es que con el tiempo he descubierto que las principales generadoras de hombres que piensan que las mujeres son unas zorras regalonas son ustedes mismas. Cuando quisieron desprestigiar a Candy (seguro para quedarse con Terry) inmediatamente dijeron "es una zorra". Y lo mismo he venido escuchando que dicen de las chicas con las que se llevan mal y opinan de ellas con hombres alrededor ( y sin ellos ). "Ella es una zorra, se ha comido a medio Lima". "Esa es una perra, se acuesta con todos". "Ah, cuidado, esa es tremenda joyita, una puta". Y así que los hombres vivimos pendientes de cuáles son las zorras que no se deben elegir. Lo triste es que cuando pasas a mirar desde el lado de las zorras resulta que las otras también son zorras. Incluso entre amigas se zorrean "mi amiga es un poco zorra jajaja, ah pero yo no". 

Lo segundo que quiero decirles es: "¡La zorra eres tú!". Así es. Tú que acusabas a Candy de resbalosa por tener muchos hombres ahora debes enfrentar el hecho de que tienes ocho ventanas de facebook abiertas con dos que ya te hiciste y quieres repetir, el que te persigue y con el que no quieres nada pero lo tienes ahí, el que quieres pero "en serio", el que es tu backup que cuando estás soltera te lo revuelcas porque es rico pero no pasa nada más y los tres que son tus "amigos" pero que una chela más y no te acuerdas. 

Mientras tanto Candy estuvo enamorada de Anthony hasta que murió él. ¿Entiendes eso, maldita? tú ni siquiera dejas que tu novio borre tu teléfono de sus contactos y ya estás saliendo con otro ( y posiblemente él entrando).  Candy conoce a Terry un año después ¿leíste bien zorrón descontrolado? UN AÑO!!! tú en un año te haces por lo menos a un equipo de futsal y la llamaste zorra a ella que hizo luto un año y ni siquiera se revolcó con Anthony. Así te atreviste a llamarla resbalosa. Mira ahora tus mensajes en facebook y mira todas las risitas estúpidas y huecas que pones coquetamente. Mira todos los likes que atesoras sabiendo que todos ellos te tienen ganas y te sientes la reina de la colina mientras miras con desprecio a mi pobre Candy. 

Para colmo Candy conoce a Terry y vive un romance con él durante un año. A ver ¿cuánto ha durado tu relación más estable cuando tenías 15 años? ¿ah? zorra!!! zorra!! mil veces zorra!!. Candy estuvo enamorada un año de Terry hasta que se separaron y tenía 15 años. A esa edad a ti las relaciones no te duraban ni una canción de Ramones. 

Finalmente ella no tenía a Albert bajo la manga como tú tienes a ese idiota que te sigue escribiendo mientras estás con novio y que sabes que, a la primera de "vamos a darnos unos días para pensar" con tu novio lo primero que vas a hacer es pensar como te chingas al que está esperando para probar si te gusta más y cambiarlo. Pues Candy no! ¿entiendes? Candy se enteró de Albert al año siguiente y ahí recién COMENZÓ su relación. Incluso Terry ya estaba en otro país con otra. Claro que a ti el que Terry tuviera a otra te ponía como una moto! pero a Candy no ¿entiendes? ella sufría de verdad. 

Luego de todo esto espero que nunca más juzgues a Candy a la que tendré ahora que buscar pidiendo perdón y viendo si por lo menos me deja ser su Clin a estas alturas. Nunca más te atrevas a levantar injurias contra Candy White Andry, mi Candy. 

Aquí la cronología de su historia. A ver cuantos nombres de hombres entran en la tuya. 

1898 (Invierno) - Nacimiento de Candy

1909 (Primavera) - Candy y Annie se separan / Candy es adoptada por los Leegan.

1912 (Mayo) - Anthony le regala a Candy la rosa "Dulce Candy". Fijan esa fecha como el nuevo cumpleaños de Candy.

1912 (Otoño) - Muerte de Anthony :o(

1913 (finales del invierno) - Candy conoce a Terry

1913 (Mayo) - Festival del colegio / Candy cumple 15 años.

1913 (Verano) - Vacaciones en Escocia.

1913 (Otoño) - Candy se va del colegio.

1914 (Primavera) - Candy comienza a estudiar enfermería /cumple 16 años.

1914 (Verano) - Se inicia la Primera Guerra Mundial.

1914 (Invierno) - Candy y Terry se separan. :o(

1915 (Primavera) - Candy conoce al Tío abuelo William.

fuente http://www.aleclemlij.com/webon/retro/candy.htm


Escrito por

daso (Daniel Subauste)

Mulero convertido


Publicado en

Rincón del Insomnio

Un pequeño rincón donde se escriben ideas trasnochadas de noches sin poder dormir.