Vio y escuchó lo que otros no

El complicado asunto de hablar de Venezuela desde Perú

Hasta la democracia tiene dos caras. 

El elector goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros.

Ambrose Bierce (1842-1914) Escritor estadounidense.

Publicado: 2014-02-21

La democracia como concepto idealista de que cualquiera puede gobernar y que los votos de todos valen por igual es un absurdo. Eso es lo primero que tiene que quedar claro para poder hablar de Venezuela. 

Sin querer ser anarquista debemos meditar unos momentos en qué se necesita para ser presidente. Según la constitución hay un mínimo de edad, una nacionalidad de nacimiento y un estado de legalidad base para hacerlo. Luego crearon leyes adicionales como la del no parentesco con alguien en el poder. Nadie te dice que, para ser presidente, además, necesitas varios millones de financiamiento. 

Es por eso que no existe la democracia como tal. Lo que tenemos es un entorno donde entes y personas con mucho dinero e intereses financian caras políticamente bonitas o interesantes para que lleguen al poder. Eso es algo que tenemos que aceptar y ocurre en todas las democracias del mundo. Mucho más en la era de la comunicación masiva donde todos podemos generar información. La inversión en publicidad es absurdamente alta. 

Lo segundo que tenemos que entender es que nuestros votos no son iguales. Todos sabemos que el voto, por ejemplo, de Mario Vargas Llosa arrastra muchos votos más. El voto de Gastón Acurio arrastra muchos votos más también. Mi voto es posible que arrastre el de mi madre si es que la logro convencer de algo cosa que ocurre muy rara vez. Si nos ponemos en ese punto vamos a entender por qué los micrófonos corren ávidos de las palabras de Gastón, Bayly, e incluso de los participantes de la TV basura antes que de nosotros. Es por eso que los gobiernos manejan con pautas publicitarias a los medios de comunicación y todo el circo que se arma con ellos. 

Decir: "Nicolás Maduro es un infelíz, abajo Maduro" es muy simple pues lo que pasa en Venezuela es un horror. Me intrigaba que muchos políticos, sobre todo de izquierda, no despotricaran a toda voz contra el dictador toda vez que son muchos "likes" asegurados. Intrigado por ello conversé con un venezolano para que me ilustre y no seguir gritando que Maduro era una infeliz sin entender nada de lo que pasa. Por supuesto lo que voy a comentar viene de una fuente por lo que el sesgo puede ser tremendo. 

Resulta que no todo es blanco o negro. En Venezuela muchos años vivieron como una de las economías más prometedoras y millonarias de esta parte del planeta. Sin embargo, a pesar de las cifras macro económicas galopantes, el país tenía grandes problemas de desigualdad y centralismo. Algunas zonas parecían pertenecer a otro país por lo atrasadas que estaban y la gente rica se hacía más rica mientras que los pobres permanecían estancados (¿les suena a algo parecido?). 

Para no narrar todo el tema de los golpes de estado y elecciones que llevaron a Chávez al poder solamente diré que lo logró y con el apoyo de una amplia mayoría. Aquí el tema es que la "derecha" no son los adalides de la libertad y la paz. En realidad tienen la imagen y el recuerdo en gran parte del pueblo de los que hacían que los pobres estuvieran en el abandono mientras ellos se llenaban los bolsillos (ojo que no digo que sea así, solamente expongo lo que dicen sienten muchos chavistas).

Por otro lado tenemos a la izquierda oficialista (resulta que no es la única pero las otras apoyan para hacer masa pues antes estaban desunidas ¿les suena conocido?) que sabe que Maduro es un impresentable y que ha sido el mayor error de Chávez que, en su apasionamiento mesiánico y amical le deja el puesto a una persona que no tiene la capacidad política ni administrativa para sostener un régimen problemático. 

Venezuela tiene petróleo y eso es un problema. El tener una de las substancias más deseadas del planeta lo vuelve la chica linda de la fiesta y por la chica linda muchos hacen lo que sea. En este caso USA es el playboy del lugar y no se va a quedar sin la chica así ella no quiera "nada" con él (ya que le vende igual petroleo). Digamos que es la chica que acepta los tragos pero si la intentan besar le pega una cachetada y dice que es un idiota. 

En ese escenario lo que ha ocurrido es que la crisis ha llegado a un punto en el que los opositores ya no soportan ese gobierno. La escasees de algunos productos causa zozobra en la población y esto es aprovechado por la oposición para levantar los ánimos. Ante esto, Maduro, con la sutileza de un mandril, responde militarizando y paramilitarizando todo y como resultado tenemos estudiantes muertos, una miss turismo fallecida por un balazo en la cabeza y un civil asesinado por la espalda por la "autoridad". 

En esas circunstancias el escenario es sombrío. Por un lado un gobierno autoritario y opresivo que ha tomado el camino militar para detener las protestas y que sea justificado o no, no tiene un protocolo claro para el tratamiento de militares. El que una chica sea muerta con una bala en la cabeza y que un civil sea abatido por la espalda mientras corre (aparentemente desarmado) son muestras de que las cosas no están siendo correctamente manejadas. 

Por el otro lado tenemos a una derecha que se ha vestido de héroe pero que gran parte del pueblo venezolano ve con reparos, pues tienen la memoria de la desigualdad, el olvido  y el hambre que vivieron y al que no quieren volver. Finalmente la presión internacional genera más sensación de que el chavismo y el nacionalismo es lo correcto pues "el imperio quiere nuestra caída". Aparentemente los chavistas pierden cada vez más adeptos por que Maduro ha sido un inepto todo este tiempo. Eso quiere decir que el gobierno, tomando en cuenta que ganaron por un margen muy ajustado, ya no tiene el mismo apoyo que antes y eso, sumado a la crisis, ha generado mucho descontento. Sin embargo no todos piensan que la solución es la derecha y por eso el conflicto crece. Aparentemente y por lo que me comentan Venezuela también tienen que elegir el mal menor. Es por ello que muchos líderes, sobre todo de izquierda, no llegan a condenar a Maduro a viva voz sino murmuran un poco de costado pues muchos creían en el proyecto Bolivariano un poco de medio lado para que no se note lo dictatorial. Mientra tanto los civiles siguen muriendo. 


Escrito por

daso (Daniel Subauste)

Mulero convertido


Publicado en

Rincón del Insomnio

Un pequeño rincón donde se escriben ideas trasnochadas de noches sin poder dormir.