Con lupa en el Congreso

La propuesta: "A estadio vacío" de la Burbuja Futbolística

“Mi primer sueño es jugar en el mundial y el segundo es salir campeón”. Diego  

Armando Maradona a los 14 años.

Publicado: 2013-09-11

Escribo esto sin rabia alguna pues la rabia ya se ha acabado luego de varios mundiales sin ir. Lo que me llevó a esta propuesta es un tema que me viene dando vueltas por la cabeza hace ya algo de doce años: si somos tan buenos como nos dicen la televisión y los diarios ¿por qué no ganamos un solo torneo internacional a nivel de selección (o clubes) ?. Ni siquiera vamos al mundial para lo que no se necesita ser el mejor sino estar sobre el promedio. Es más que eso, siempre estamos entre los últimos (y eso que no ha estado Brasil que sino no te cuento dónde estaríamos). 


Sobre este tema ya he escrito antes del Perú - Chile en La Burbuja Futbolística 

y luego lo continué después del Perú - Uruguay en A Estadio Vacío

y ahora quería cerrar la idea. 


Eso me llevó a mirar la cosas desde otro ángulo. No puede ser que los jugadores no quieran ir al mundial. Para ellos es la trascendencia. En unos años olvidaremos a Pizarro. Nunca olvidaremos a Cubillas. Vargas quedará en el olvido (gordo y olvidado). Hablaremos de Cueto varios años más. Los primeros no fueron a un mundial, los segundos sí. Es por eso que es imposible que los jugadores no quieran ir al mundial. 


Los entrenadores evidentemente quieren clasificar al equipo. No es posible que un entrenador haga las cosas para no clasificarlo. Realmente hace su mejor esfuerzo para lograrlo. No es posible que todos los entrenadores que llamamos sean estafadores e ignorantes del fútbol. Popovich, Maturana, Oblitas, Chemo, Markarian, Ternero, Autori ¿todos son malos, ignorantes del fútbol y estafadores?. Claro, a todos los terminamos odiando pero mal que bien estuvimos de acuerdo con alguno de ellos cuando lo llamaron. Entonces ¿es una maldición del país que los entrenadores se convierten en tullidos estrategas al pisar suelo peruano?. Pues es probable que no. 


En el caso de los dirigentes recuerdo cuando el demonio ladrón era Nicolás Delfino Puccinelli. Luego vino Manuel Burga. Yo personalmente no veo muchos cambios ni positivos ni negativos. Simplemente es la misma plasta burocrática de la que no sabemos nada excepto que son intocables. El pretexto de siempre es que ellos no juegan los partidos. Finalmente vendrá otro y seguiremos en lo mismo. 


Por su lado las empresas sueñan con que Perú vaya al mundial puesto que el día que vayamos las ventas de Backus van a reventar. Umbro va a vender camisetas hasta quedarse sin tela. CPP va a pintar al Perú entero. Es decir que va a ser el Boom de los auspiciadores de la Selección. 


Hasta le hemos cambiado el nombre al campeonato. De Eliminatorias las cambiamos a Clasificatorias porque la prensa (empresas) se pusieron de acuerdo para cambiar la mentalidad. ¡Pero la tuya como hincha! Según eso las siguientes tendrían que ser Las Alucinatorias 2016. 


Finalmente la prensa deportiva es la más interesada en que el Perú vaya al mundial pues su vida sería otra. En estos momentos solamente pueden hablar de los ampays de los jugadores en las discotecas y sobre un campeonato lleno de equipos mediocres que no trascienden a nivel internacional. Tan poco es lo que se habla localmente que tenemos secciones completas para hablar de los peruanos en el extranjero durante más tiempo que lo que hablamos de la selección no clasificada. 


Entonces si todos queremos ir ¿por qué no vamos?


El problema es mucho más profundo y tiene que ver con un tema de corrupción como siempre. 


Veamos la escena. 


El mercado se define por la cantidad de personas que tiene con posibilidades de comprar. Digamos que relativamente, para las empresas, mediante el fútbol nos van a tratar de vender todo lo posible. Veamos:


Uruguay:     3.334.052 habitantes

Ecuador:   14.483.500 habitantes

Chile:         16.634 603 habitantes

Paraguay:   5.585.828 habitantes

Bolivia:      10.389.913 habitantes

Venezuela: 27.150.095 habitantes

PERÚ:         30.475.000 habitantes + boom económico (¿?)


Señor gerente ¿qué mercado le parece más atractivo?. Pues definitivamente Perú pero tiene el problema que son muy malos en fútbol. Sus equipos no trascienden salvo cada 20 o 30 años donde algún equipo hace una hazaña o por ahí algún club se escapa en un campeonato y logra algo inesperado. Pero lo cierto es que no juegan fútbol. Sin embargo ¡oh maravilla! ellos creen que sí. 


Es un país que se ha creído el cuento de que Lolo era Pelé y que Cubillas es como Maradona. Sin quitarle los tremendos méritos de lo grande que era y de todo lo que los podemos querer, no nos engañemos, eran grandes pero nunca tanto. Es un país que se cree que alguna vez casi gana el mundial. Claro, cuando la mayoría era amateur y los equipos que jugaban eran invitados. Es un país que se ha creído el cuento que alguna vez fue rival de Brasil. Que cree que todos nos respetan. Con ojos llorosos escuchan a jugadores de otros países decir que Perú es complicado, que ha mejorado, que es un rival difícil. Y los peruanos somos tan lindos que nos creemos todo eso, total, Argentina tuvo a Messi pero el Cholo Sotil también es del Barcelona!


Aquí es donde comienza la Burbuja Futbolística. Nosotros somos una sociedad que cree que tiene buen fútbol. Que con jugadores que juegan en Europa ya tenemos para ir al mundial. Hasta que de pronto descubrimos que un jugador uruguayo vale lo mismo que toda nuestra selección incluido los "fantásticos". Para las empresas nuestra forma de pensar, nuestro fanatismo sin pedir resultados, es como una carnicería sin vigilantes para una jauría de perros.


Con eso en mente las empresas calculan que tienen solamente unos dos años para, mediante la selección, tratar de vender todo lo posible. Saben que luego de ese tiempo no van a vender nada mediante el fútbol. Y créeme que el fútbol vende. Entonces aquí tenemos que estar todos los beneficiados coludidos (todos menos el hincha). 


En primer lugar las empresas toman a las figuras más representativas : entrenador y fantásticos y les paga un dineral para que digan que usan sus productos y sus marcas. Paolo nos invita a tomar Bramhan que está "buenaza" a pesar de que un deportista no debería ser un bebedor de cerveza, luego nos convence de que  Pharmaton es lo que lo hace jugar como un androide y que lo debes consumir. Markarian por su parte nos convoca en nombre de una cerveza a luchar por el Perú (consumir) ya que de ese consumo le pagan. Telefónica (alias Movistar) te pide que dejes de comer para que te puedas poner HD y usa a Daniel Peredo para que te de los tips y vivas escondiendo comida, viajando apretado y mal, o sacrificando tu comodidad para que puedas ponerte HD por "solo" 20 soles mensuales. Las marcas les pagan y les regalan cosas por usar sus marcas en todo momento. ¿Eso está mal? Bueno en realidad no y se hace en todo el mundo. Pero somo un país que no exige resultados para comprarnos el cuento. Basta con la fe. 


El problema en este punto es que aquí es donde empieza el problema. Resulta que esos contratos duran años y todas las marcas saben que Perú no clasifica entonces tienen que inventar algo. 


Lo primero es, mediante la prensa, pintarle al hincha que las cosas van a ir bien. Aparecen los términos de márketing: "Los Fantásticos", "Depredador", "El Loco es imparable", y los programas de periodismo deportivo se encargan de hablar flores de todos ¿ y eso por qué?. Bueno pues Backus paga en publicidad lo que nadie y Movistar se la pelea así que no pueden hablar feo de los personajes en los que hemos invertido tanto dinero porque si te quito la pauta te quedas sin programa. Entonces "todos estamos con la selección". 


¿De verdad tú crees que los periodistas deportivos, que viven consumiendo fútbol, no saben que somos una selección muy mediocre y que, comparados con otros países no somos nada?. ¿De verdad crees que ellos se sorprenden cuando quedamos eliminados?. Por favor, tendrían que ser unos tullidos mentales en su profesión. Son analistas del fútbol y si bien pueden dejarse llevar un poco por ser peruanos es imposible que a medio campeonato, cuando vamos penúltimos, sigan dando esperanzas. Pero lo hacen porque si ellos tumban el quiosco se los tumban a ellos y tienen que comer. 


Esto lo vas a notar porque al inicio las críticas son: "tenemos que mejorar", "hay cosas que trabajar" y hacia el final, cuando todo está perdido vas a ver las críticas más salvajes y fuertes. Es por eso que Markarián se va. Sabe que ahora, la prensa sin bozal económico, va a despotricar como nunca. Ahora veremos los errores de Markarián desde el inicio. ¿Antes no estaban esos errores y ahora si? No, mentira, antes no podían decirlo por que las empresas estaban mirando y ahora sí porque ya no hay nada que hacer. Incluso vas a escuchar que los fantásticos no estaban en su mejor momento y cosas absurdas como esas. Te invito a que abras los ojos y mires cómo, al igual que hace 30 años, se va a dar ese efecto. Es para mantenerte consumiendo ahora basados en tu odio. Hasta que olvides y repitas. Eres una máquina de regalar dinero y consumo. 


Pero las empresas y los periodistas no hacen la selección. Eso es cierto, pero solamente estoy describiendo una de las partes de esta maquinaria. Recuerda que la idea es vender a esos 30 millones la mayor cantidad posible de productos y servicios relacionados con el fútbol. Y aquí viene la segunda parte: pues resulta que ponemos las entradas más caras de sudamérica y tenemos estadio lleno 


¿Cómo?


De una forma absurda e ilógica tenemos las entradas más caras. Pondré un ejemplo.


Perú - Ecuador US$30 a US$188

Argentina - Colombia US$19 a US$150 dólares. 

Paraguay - Chile US$8 a US$25

Bolivia - Venezuela US$7 a US$43


Mira cómo los locales son coherentes con los precios. Bolivia, fuera del mundial US$7, Paraguay US$8 y Perú US$30... más que Argentina. 


¿Y cómo es eso posible?


Muy simple. Las empresas que te venden los productos se han encargado de que creas que ser hincha es apoyar no importa cómo y, sobre todo, no importa cuánto tengas que invertir pues si no apoyas no eres Grau entregando de pie tu derrota. No eres un héroe. Eres un traidor. 


El problema es que entregamos 1.5 millones de dólares en taquilla en cada uno de los últimos partidos ¿a mérito de qué? pues de NADA. Nuestra selección no tiene que hacer nada para ganar nuestra taquilla. La FPF no tiene que mejorar nada pues con un equipo hace 30 años eliminado llenan estadio con las entradas más caras del continente


¿Te das cuenta de que el problema es que nosotros no exigimos rendimiento para ser hinchas? Solamente nos piden tener fe y entregar nuestro dinero. 


Los entrenadores felices, los jugadores felices, las empresas felices y la FPF con los bolsillos llenos que dicen usar para las divisiones menores ¿tú les crees? ¿Crees que de verdad Perú invierte esos millones de dólares en divisiones menores? No quiero llamar ladrón a nadie pero ¿de verdad te ves como el país que vende las entradas más caras para invertir en menores?


Finalmente. El entrenador está a merced de los jugadores pues si él no los convoca entonces las empresas no se interesan en ellos y no les pagan ¿o crees de verdad que Vargas es convocado por el excelente momento que vive?. Ah pero si no lo llamas entonces los jugadores meten presión y si los jugadores te dan la espalda entonces te sacan a ti (como tantas veces ha pasado) y entonces tú, entrenador,  te quedas sin auspicios. 


Claudio dice que necesitamos a Vargas por lo tanto Markarián coincide y lo convoca y Movistar que ya tomó las fotos de Vargas deja de reventar el teléfono a la FPF (Burga) para que lo convoquen porque sino el comercial se les va al demonio. Basta recordar cómo Apronax dejó de sacar su publicidad con Chemo cuando la cosa se hundió. 


Evidentemente todo esto es una fantasía. Excepto que cuando hubo la indisciplina de Hotel Golf los Incas nadie vio nada y nadie sabía nada hasta que Jaime Bayly destapó el tema y lo repitió incansablemente una y otra vez hasta que los castigaron. ¿Crees que los periodistas no sabían? ¿Crees que nadie se daba cuenta o que los dirigentes y equipo técnico no lo sabe?. Lo que ocurre es que si denuncias, adios jugadores simbólicos, adios pauta publicitaria y, adios pauta, adios programa. Ocurre que por suerte, buena o mala, a Bayly le importaba tres pepinos la pauta, él quería hacerse más famoso y punto. 


¿Hay alguna solución?


Ya hemos cambiado de dirigente, entrenadores, y jugadores. Los que no hemos cambiado hasta ahora somos los hinchas. 


Si tenemos un grupo que no tiene que esforzarse en absoluto para llenarse de dinero ya que, desclasificados y vendiéndonos las entradas más caras de la región pueden llenar estadios y cargarse 1.5 millones de dólares en un partido y por otro lado una prensa atrapada bajo el yugo de la pauta publicitaria donde tenemos que golpear es en lo económico, nosotros, sí, los hinchas. 


Dejemos el estadio vacío en el Perú - Bolivia. Pongamos como hinchas un precio a nuestro sacrificio de alentar. Así como las empresas nos piden que apoyemos (consumamos) a la selección sin pensar, sin explicar la loca pasión que tenemos (compramos por impulso) creo que es hora de que el hincha peruano diga: "si quieres que te apoye, que vaya al estadio, que compra tus productos: llévame a un mundial". Lo otro sería, si eres un equipo que no gana nada entonces cóbrame como tal y todos seremos hichas como ser hincha de Tailandia debe ser. Vamos a ver por 1 dolar tus partidos y todos nos divertimos sin pedir nada. Ojo yo puedo alentar a un equipo amateur y pagar 3 dólares por ver fútbol porque me gusta el fútbol a todo nivel. Pero no me vendas mundiales para que pague precios absurdos como si fueras el primer clasificado. 


Mientras sigamos con el pensamiento que tan sabiamente nos inculcaron las empresas de marketing que para amar a la selección no hay que pensar (claro, imagínate si te pones a pensar en la estafa que te hacen) la Burbuja Futbolística seguirá inflándose. Fíjate tú mismo cómo es que a partir de hoy los periodistas van a comenzar a hablar de los errores de "el mago". Van a preguntar "¿quién dijo eso de los fantásticos?". Harán análisis de lo que debimos hacer para ir. Te invito a buscar. Estará por todos lados pues tienen que tratar de sacarte el jugo hasta el último segundo y, lo que toca ahora, es criticar con furia. Las empresas ya sacaron todo lo que podían sacar de ti así que se van en silencio. Las entradas del Perú Bolivia te las ofrecerán a precios rebajados y te convencerán que igual hay que llenar el estadio como buenos peruanos (queremos tu dinero) y si no apoyas no eres Grau entregando de pie tu derrota. 


Si dejamos el estadio vacío se van a asustar. Por primera vez, en 30 años, los peruanos muestran que ya no van a comprar humo. Entonces las empresas van a comenzar a meditar que ya no compramos humo y sin humo las empresas no van a poner dinero y sin dinero Burga se va a asustar o se va a ir y ese será el verdadero cambio en el fútbol peruano. Por otro lado, por supuesto, puedes ir y hacer feliz a Burga, a Backus, a Peredo y al Líbero. Lamentablemente la decisión de hacer sentir nuestra protesta por 30 años sin mundial depende de una masa y no de unas cuantas personas pero igual tengo fe en que podamos hacer un cambio real que va a partir por no darles nuestro dinero por fe sino por resultados. 


Es por eso que, a pesar de morir de ganas, hoy apagué el televisor y no vi Perú - Venezuela y es el primer partido de selección que me pierdo desde que tengo memoria, pero creo que es hora de cambiar las cosas. De cambiar la TV por ir a un mundial a ver a Perú caer vencido por Inglaterra pero sabiendo que todos juntos llegamos hasta ahí y perdemos juntos pero habiendo demostrado que las entradas más caras de sudamérica valieron la pena para cumplir un sueño, no para que Markarián, Burga y los demás se vayan a ver el mundial con mi dinero y sin mi selección. 


Solo así y no de otra manera caerá la Burbuja Futbolística, logrando que se juege el Perú Bolivia... A Estadio Vacío



Escrito por

daso (Daniel Subauste)

Mulero convertido


Publicado en

Rincón del Insomnio

Un pequeño rincón donde se escriben ideas trasnochadas de noches sin poder dormir.